PEREGRINACIONES CALAMITOSAS: FREI CLAUDE DE BRONSEVAL

Los relatos que nos han llegado a través de la literatura odepórica reflejan todas las aristas de la peregrinación jacobea a lo largo de la historia. Y hay una constante, que a veces llega al extremo: las posadas y lugares de acogida y sus “circunstancias”. Desde que Aymeric Picaud, desde las profundidades del siglo XII, abominó de los hosteleros y mesoneros del Camino todo han sido lamentos. Pero lo de Frei Claude de Bronseval raya el esperpento, le tocaron todas. Es difícil imaginar tal cúmulo de calamidades, ¿nunca fue un Camino de rosas?, muy cierto, nunca lo fue, pasen y vean un pequeño resumen:

…….

Bronseval, Fray Claude de. Secretario del 41 abad del monasterio bernardo de Clairvaux, Don Edme  de Salieu, Claude de Bronseval viaja a España acompañando a su abad en la visita que realiza en 1532 para asistir a los capítulos generales de la orden del Cister en España y Portugal, en un momento además muy convulso, ya que eran las vísperas de la fusión de los monasterios del Cister en la Congregación de Castilla. Objetivo primordial de la visita de Don Edme era pulsar la situación antes de esa fusión. Bronseval anotó todas las peripecias del viaje que, a su regreso, fueron recogidas minuciosamente en su “Incipit Peregrinatio Hispánica”. El documento permaneció inédito hasta su descubrimiento, en 1944, por Emile Jalibois y entregado al historiador cisterciense Dom Maur Cocheril para su estudio y  publicación (1970).

La visita en España comenzó por Cataluña (Montserrat) para seguir por Levante y subir ya hacia Galicia y, más tarde, Portugal. Bronseval se detiene, como es lógico ya que era el motivo fundamental del viaje, en detallar los diferentes acontecimientos acaecidos en las visitas a los monasterios, pero no deja de anotar, en su periplo cara a Santiago, sabrosas noticias en todo lo que respecta al itinerario y, más aún, a los alojamientos y hospederías del Camino, donde, atendiendo a los lamentos de Fray Claude, vivieron un auténtico suplicio. Así, tras visitar Carracedo, ….., una vez llegados a Ligonde, desviarse al gran monasterio cisterciense de Sobrado, no sin antes calificar Fray Claude, muy en su línea crítica respecto a los alojamientos, de auténtica “Jezabel” a la hospedera de Portomarín. De Sobrado se encaminan ya a Santiago donde los monjes se alojan en la Posada del Ángel, “sórdida, pobre, llena de humo y tinieblas, pestilente y maldita”.

Describe a continuación Compostela como ciudad más llena de franceses que de gallegos, citando luego la competencia que Toulouse tenía con Compostela respecto a las reliquias del Apóstol Santiago. Tras celebrar misa Don Edme en la capilla del rey de Francia, de la que destaca los escudos con la flor de lis, nuestros viajeros abandonan Santiago para no volver, encaminándose hacia Portugal por el viejo itinerario portugués, en un viaje que, atendiendo a Fray Claude, fue un auténtico calvario. En Padrón declara que los trataron muy mal y en Caldas de Reis: “… no encontrábamos alojamiento y un clérigo que nos vio vagabundeando nos ofreció una casa vacía donde fuimos miserable y pobremente tratados, nosotros y nuestros caballos.”.

Se desvían al monasterio de Armenteira para tornar a Pontevedra, donde prosiguen los lamentos: “¡Sólo Dios sabe cómo fuimos tratados en esta villa!”. Menos mal que en Redondela, donde también estaban en precario, un peregrino que volvía de Roma y Francia les dejó su casa “en recuerdo de las buenas posadas de nuestro país”  Las calamidades prosiguen en Tui “… los de allí se burlaban de nosotros como si fuéramos bárbaros o sarracenos…” para acabar, como si un destino maldito los guiara, su calvario gallego en Tui, en una posada donde: “pasamos la noche a la manera de los gallegos, entre porquería y malos olores”

…….

By José A. de la Riera in “Gran Enciclopedia del Camino de Santiago, Diccionario de la Cultura Jacobea”, Ediciones Bolanda, A Coruña 2010, coordinada y dirigida por Manuel Rodríguez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s