LA NOCHE

ENTRE TINIEBLAS. Esta noche la pequeña aldea de montaña se ha quedado sin luz, en oscuridad absoluta, negrura abisal. Negrura en los montes, en las corredoiras, en las casas, negrura en el mundo, negro que te quiero negro, oscuridad completa, total.  Imposible aventurar que se esconde, que espera, que habita a cinco metros. Y eso me ha llevado a una reflexión: ese, exactamente ese, es el mundo que había hace nada, anteayer, el de nuestros abuelos y bisabuelos, el de la humanidad completa apenas iluminada por una débil candela.

¿Hemos avanzado? En occidente desde luego sí, si un apagón en el monte genera, como poco, una reflexión, en una ciudad sería el acabose. Ya no se está preparado, y mucho menos mentalizado, para “eso”. Y, sin embargo, buena parte de la humanidad sigue viviendo así, a oscuras,  nadie “sale” de noche, salir a dónde, salir a qué. En la noche sólo espera el enemigo escondido en mil sombras, en la noche acecha el mal, las fieras y los demonios, los bandidos y las amenazas, en la noche están los miedos del mono evolucionado que somos, en la noche hemos sido presa segura, en las noches de oscuridad, tronada, soledad e indefensión.  Bastaría un pequeño clic para volver a esos miedos.

Y de la noche vienen cientos de mitos, de mantras, de tics, de leyendas, de consejas, de creencias y de convicciones que ahora no comprendemos para nada. De la noche vienen, sobre todo,  los dioses. Ahí tienen sus puestos de acecho.  ¿Entender?, ¿cómo sería “eso”? Basta un clic, no hace falta mucho más, y entenderíamos algunas cosas.

(Dedicado a unos amigos peregrinos que tienen “miedo” a la soledad del Camino “y a perderse”. No tienen p. idea de lo que es eso, entre otras cosas porque una de las cosas que ha desaparecido es la capacidad de encontrarse en la naturaleza y comprenderla en cuanto desaparece de la vista el asfalto, la moqueta y una jodida televisión. Tanto de día como de noche. Aunque basta el aullido de un lobo – nuestra competencia durante milenios de glaciaciones- para reconocerse en el mono que siempre seremos, un pobre animal asustado en la noche)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s